Folclore, mitos y leyendas

Galicia es el país encantado de las «meigas».
Nuestros antepasados dejaron en nuestra tierra tradiciones y creencias.

El culto a los montes y a las peñas

Se invoca al monte y no a los santos.
El cristianismo levantó cruces por encima de las rocas para recuperar esos sitios sagrados.
Entre Allariz y Celanova hay una peña milagrosa, es necesario dar 3 vueltas al redor
de ella, rezando tres credos a cada vuelta, después se debe recoger agua de una poza que hay en lo alto de esta roca.
Dicen que cura muchos dolores y el mal de ojo. Cuidado que también puede haber peñas maléficas.
En la sierra de Capelada próximo de San Andrés de Teixido hay una a quien le pusieron una cruz de hierro para conjurar sus poderes.

El culto al agua

En algunos sitios de Galicia dicen que después de media noche está dormida y no se puede beber porque sienta mal.
El hechizo nos enseña que metiendo nueve pelos con raíz se vuelven serpientes a los nueve días.
Los ríos son considerados seres vivos y fuertes.
Los que les dan ofrendas y con los que hablan les piden cosas y los ríos quieren vidas a cambio.
3 fuentes nacieron muy juntas, como 3 hermanas, (Eume,Sor y Landrove).La divinidad de los ríos les promete que la primera que llegue al mar les dará un hombre cada año.
De hecho empezaron a caminar y cuando se sintieron cansadas se echaron a dormir
acordando que la primera que despertase llamaría por las demás.Despertó una, y en el sitio de cumplir la promesa se marchó sola sin ruido.
Luego despertó la segunda y hizo lo mismo sin despertar a la tercera.Cuando la última se enteró de que estaba sola, se marchó furiosa, corriendo como una loca y saltando los montes.Así llegó antes que las otras.
Cada año, el río Eume tiene su dote y es festejado en el mes de julio en As Pontes.

El río Támega se desborda los inviernos pero hay una manera de calmarlo que es ofreciéndole un pollo vivo.
Hay fuentes donde se juntan las brujas como en Cotobade y Loureiro.
Allí descubren secretos y recogen encantos.

El culto al aire y a los vientos

En el aire hay fuerzas misteriosas y influencias malignas.Se habla de los vientos ruínes, aire del muerto, aire del sapo.
Contra los remolinos nos exorcizamos poniendo una cruz hecha con los dedos.

El culto al fuego

El fuego se alegra cuando cae grasa en el.
Es un ser que tiene carácter sagrado: no se le puede escuspir porque salió de la boca de un ángel.
Tampoco no se le puede echar cascas de huevo.
Los fuegos de San Juan tienen virtudes purificadoras: nos libera de las hechicerias.
Se echa en el fuego, laurel bendito el Domingo de Ramos para protegernos de los rayos.

El culto a los astros

Dijo Dios a la luna:
-te condeno a andar de noche y que el lobo te coma.Venus es llamada estrella de la
mañana o estrella panadera.
Las pléyadas representan el camino de Santiago de Compostela.
Si cuentas nueve estrellas nueve días seguidos soñarás con la persona con quien te casarás.
Las estrellas fugaces son almas que caminan por el cielo, al verlas hay que decirles:
-Dios te guíe.

El culto a las chispas

Es una cosa que se puede recoger y meter en una caja o en una hucha.
Cuando la chispa cae, cae una piedra pequeña, alargada, transparente y hecha como cristal de roca.

El culto a la serpiente


La serpiente puede nacer de un huevo de un gallo de 7 años.
Aparece en los castros guardando un tesoro.

El culto al lobo


Quiere morrir con la boca llena.No puede comer más que la mitad izquierda de sus
víctimas, que es la parte del demonio y deja siempre la parte derecha que pertenece a Dios.

© Isaac Ramos – 2002